Cultura
60 años sin el amor de Pedro Infante
15-04-2017
A sesenta años del fallecimiento de Pedro Infante, el ídolo sigue presente en el ideario y la televisón mexicana. 


Las modas siguieron su curso y las figuras de la época de oro tanto en el cine como en la música fueron quedando en el olvido. La figura del charro mexicano, por ejemplo, dejó de escucharse en la radio casi a la misma velocidad que salió de los suspiros de las jóvenes, quienes adoptaron un concepto de belleza muy diferente al del hombre fuerte, bronco y que, además, llevaba serenata. 


Sin embargo, aquí estamos ante un caso mitológico, el nombre del ídolo sinaloense (que dejó de ser de Mazatlán para hacerse de todo México) funciona como sortilegio, pues al pronunciarse en voz alta, el efecto es acaparador, enseguida surgen en la mente  rápidas secuencias en blanco y negro, truena un falsete y el bigotito ralo, un par de  pronunciadas entradas que moldean un pulcro peinado negro y la mirada a medio abrir, soñadora. 


"¡Torito!, ¡Torito!" Cualquier mexicano conoce la referencia, es autómatico, si bien no todos habrán visto la famosa trilogía de Pedro Infante, Nosotros los pobres (1948) Ustedes los ricos (1948) y Pepe El toro (1952), saben que es un drama que ha hecho llorar a muchos, refieren vagamente los célebres apodos que ahí se encumbraron como La Chorreada, El Tuerto, La Guayaba y la Tostada. Y por supuesto, alguna vez han tarareado Amorcito corazón


Así es, Pedro Infante lo mismo usaba el traje de charro (o hasta  tres al mismo tiempo como en Los tres huastecos) que el de carpintero, atuendo de manta para interpretar al indio Tizoc y el de motociclista en A toda máquina


"Señor Medina, cante usted" ordenaba el inolvidable señor Vértiz a su protagonista en la comedia Escuela de vagabundos y Pedro Infante se arrancaba a cantar lo mejor de Pablo Beltrán Ruíz, Tomás Méndez, José Alfredo Jiménez y hasta Chava Flores. 


Carlos Monsivás en su crónica-ensayo Las leyes del querer donde análiza todas las partes de Pedro Infante, termina por apuntar la imposibilidad de imaginarse una cultura popular mexicana sin Pedro, con todo y los "dispositivos" machistas de esta cultura. 


Las mujeres en su filmografìa son de tremenda importancia porque, finalmente, son ellas quienes definían las historias del galán, a ellas dedicaba sus canciones y generalmente suponían la principal motivación de sus personajes, orbitan alrededor las grandes Blanca Estela Pavón, María Félix, Miroslava, Marga López, Libertad Lamarque y Silvia Pinal. 
 
"Ay trompudas si me muero, ¿Quién las besa?" A sesenta años de su muerte, el amor de Pedro Infante lo mismo en el drama que en la comedia, actuando o cantando, vivo o muerto se abre paso en la inmortalidad que brinda, ya no la memoria, sino la historia. 

 

Comentarios
Mapa del sitio
© Todos los dererechos reservados Ocho TV 2017
Este material cuenta con derechos de propiedad intelectual. De no existir previa autorización por escrito de OCHO TV, Quiero Media S. A. de C. V., queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, distribución, venta, edición y cualquier otro uso de los contenidos (De manera descriptiva pero no limitativa, a los logotipos, diseños, contenido, texto, fotografías, audios, videos, etc.). Si desea hacer uso de cualquier contenido de OCHOTV, por favor comuníquese a las Oficinas de OCHO TV, al 37 70 00 85. Gracias.