Opinión
Opinión más reciente
09-12-2017
"¿Con qué ojos ves este cuadro? "
José Osvaldo Rondán

Balthasar Klossowski de Rola no pintaba depravaciones, de la misma manera en que nunca será culpable quien es víctima de agresión sexual por cómo viste o anda.

 

Es la mirada de quien sexualiza, descompone y agrede, siempre, la culpable.

 

Este pintor modernista se ubica fácilmente en el índice de la historia reciente del arte, rodeado de imágenes de niñas y jóvenes pintadas en un momento ¿Cuál es ese momento? Para algunos puede ser cualquiera, como el que es capaz de capturar una objetiva y asexual cámara fotográfica, para otros, un momento de erotismo puro.

 

En estos días ha resonado el nombre de Balthus, debido a una petición en internet que sumó miles de firmas para conseguir el retiro de uno de sus cuadros del Metropolitan Museum of Art de Nueva York (Met) por considerarla “sexualmente sugerente”.

 

La polemizada pintura llamada “Therese Dreaming” (Therese soñando) muestra a una chica reclinada hacia atrás con su ropa interior visible.



Para las personas ofendidas el término “sexualmente sugerente” significa ofrecer “una visión romántica del voyeurismo y la cosificación de las menores”. Para verdadera información al respecto, léase el Informe Bailey.

 

Por supuesto, la propuesta fue declinada por los directivos del recinto y se limitaron a responder con el argumento más propio de su función y contundente para atajar la discusión, a través de su portavoz, Ken Wein: “(el cuadro permite) reflexionar tanto sobre el pasado como sobre el presente y para fomentar la constante evolución de la cultura a través del debate informado y el respeto por la expresión creativa”.

 

“Así es cómo se sientan” liso y llano, respondió Balthus a The Paris Review, alguna vez. Obviamente el de esta semana no fue ni el primero, ni el último de los cuestionamientos a su obra.

 

Finalmente Balthus y el Met nos ofrecen otras preguntas más interesante ¿Qué vemos cuando observamos? Ningún niño va a reparar nunca en la carga de implicaciones sexuales que pueda tener una postura ¡No saben al respecto! Incluso les resulta extraño el tabú adulto por la ropa interior. Si esto nos queda claro a todos, entonces ¿Quién le pone el velo rojo a la imagen?, si el pintor sólo iba por un momento de efímera naturalidad ¿Quién cosifica?.

 

Por supuesto que existe la hipersexualización en nuestro tiempo, a diario la publicidad, la industria de la moda, las series de televisión (incluyendo programas infantiles), los concursos de belleza y las redes sociales son escenarios donde se exponen a los más pequeños, generalmente a las niñas, ya sea para ver o ser parte.

 

La obra de Balthus, nacido en 1908 y fallecido en 2001, más que ser censurada por estas polémicas, vale más para analizarlas. Estamos hablando de un artista a quien le tocó vivir todo el siglo XX y con ello el asentamiento del recientemente establecido y valorado concepto de la infancia, así como sus derechos y cuidados.

 

En los tiempos de Balthus no existió Toddlers & Tiaras, Ariana Grande, ni las plataformas para viralizar la foto de una niña de 13 años bajo el calificativo de “sexy”.

 

Lo más parecido, quizás, fue “Lolita” (1955) de Nabokov, pero esa obra da para otro tema en sí, pues se trata de una novela considerada como un acierto del lenguaje moderno al representar la concepción de la belleza; pero, no ha logrado lavarse la suciedad que muchos se han empeñado de endilgarle.

 

Una obra viva que tan sólo en 2007 estuvo entre los primeros lugares del Top Ten de 125 autores que recomendaron sus libros favoritos e igualmente en sus 60 años de vida ha vendido más de 50 millones de ejemplares, a pesar de la censura a la obra original y a las traducciones.

 

Una novela atacada desde la perspectiva conservadora y hasta jurídica pero defendida desde las trincheras de las mejores plumas, que vinieron después de Nabokov:

 

“Conviene situarla donde le corresponde, es decir, entre las más sutiles y complejas creaciones literarias de nuestro tiempo. Lo cual no significa por cierto que no sea, también, un libro provocador”: Escribió Mario Vargas Llosa en “La verdad de las mentiras acerca de Lolita”.

 

La obra de Balthus se sostiene en lecturas así, pero se derrumba en la mirada de de quienes están conscientes de la hipersexualización, real y de todos los días, que los ha atrapado, sin que hagan nada útil para detener a sus verdaderos emisores.

 

Comentarios
Más opiniones
"El grave desabasto de medicinas en Jalisco… ¿Y los culpables?"
"Números históricos de la Liga MX"
"El rostro auténtico del año nuevo 2018"
"#NOCreoReyesMagos"
Mapa del sitio
© Todos los dererechos reservados Ocho TV 2017
Este material cuenta con derechos de propiedad intelectual. De no existir previa autorización por escrito de OCHO TV, Quiero Media S. A. de C. V., queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, distribución, venta, edición y cualquier otro uso de los contenidos (De manera descriptiva pero no limitativa, a los logotipos, diseños, contenido, texto, fotografías, audios, videos, etc.). Si desea hacer uso de cualquier contenido de OCHOTV, por favor comuníquese a las Oficinas de OCHO TV, al 37 70 00 85. Gracias.